Una clasificación de las piezas de Lego según la «escala del dolor» al pisarlas con los pies descalzos

Los colegas de Nerdist han tenido la ocurrencia de publicar una simpática lista con las 25 piezas de Lego más «dolorosas» que puedes pisar. El título habla por sí mismo y explicita ese sufrimiento universal que todos hemos experimentado en la infancia –bueno, y de mayores– al pisar sin darnos cuenta las piezas de Lego que se quedaron tiradas por el suelo en la sesión de juegos previa. ¡Auuuch!

La lista son 25 piezas cuidadosamente seleccionadas de un catálogo de 1.244 piezas de Lego, muñecos no incluidos. De ellas han dedicado una explicación especial a las diez primeras, del puesto #10 (chunga pero no mortal) al #1 (la más dolorosa). Pero, ¿cómo lo han probado? ¿Qué ciencia han usado para crear esa clasificación? ¿Resultó alguna persona herida por ello?

¡Ah, no! Los muy cobardes no han caminado sobre ellas para comprobar sus teorías, sufriendo en sus carnes las conocidas punzadas de esos bordes cortantes, ultrarresistentes y para nada flexibles. Simplemente han atendido a parámetros como la forma, picosidad, la posición probable en reposo, etcétera. Lo de la posición de reposo es importante porque no es lo mismo que una pieza sea relativamente plana a que esté llena de pinchos –ya sean botones, salientes u otro tipo de formas– y claro, es distinto si yace de un lado, del otro o con cierta inclinación.

En la escala del dolor el puesto #1 va para el ladrillo de 1×1 con botones* en todas las caras menos una; una forma de tortura indescriptible capaz de ejercer más presión y dolor por unidad de superficie de planta de pie que ninguna otra. Luego está como #2 la sujeción de ejes de 1×2, pequeña y delgada pero mortífera pese a las apariencias y #3 el ladrillo de 1×2 con 4 botones, casi tan impactante y dañino como el de 1×1 pero el doble de grande.

¡Cuidadín con esos pies cuando os adentréis por las habitaciones en la oscuridad de la noche!

_____
* Como saben los aficionados, lo de la nomenclatura de las piezas Lego es un poco complicado, más todavía en castellano, así que aquí he usado las primeras que he encontrado. Como sucede en el propio universo de Lego, las imágenes dicen más que las palabras.

Relacionado:

El Atari 2600 de Lego es un «crossover» encantador, con sus cartuchos, joystick y otros grandes detalles
Un submarino a control remoto hecho con piezas de Lego
LEGO anuncia una nueva versión del DeLorean de Regreso al futuro
Un «simulador de vuelo» construido con Lego
Instrucciones (e incluso un kit) para hacerte un Skylab de Lego
Brik Font combina lo mejor de dos mundos: Lego + tipografía
El globo terráqueo de Lego

# Enlace Permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.