¿Pudo ser el hundimiento del Titanic un auténtico milagro para las langostas que iban en la cocina del barco de aciago destino?

Le contaba el otro día a Jose que uno de mis memes favoritos es el de las langostas del Titanic, que te explica que todo en la vida es cuestión de perspectiva. Viene a decir que que aunque lo del Titanic fue una tragedia descomunal para quienes iban en el transatlántico, para las langostas que iban en las peceras y cuyo destino era morir siendo cocinadas, aquello pudo ser sin duda «un auténtico milagro».

Como no teníamos mucho que hacer ese día y somos muy dado a las gansadas comenzamos a preguntarnos si el meme podría ser real. ¿Había realmente langostas en el Titanic? ¿Irían dentro de un tanque de agua como las vemos algunas veces en los restaurantes? ¿Podrían haber sobrevivido?

Hoy me aburría y me vino a la mente este tema digno de investigación absurda, así que teniendo el móvil a mano me puse a ello. No tuve que ir muy lejos: un vídeo de Life Biggest Questions (literalmente: Las Grandes Cuestiones de la Vida) hacía la misma pregunta hace tiempo y había publicado una investigación convenientemente dramatizada con datos de todo tipo. Entre otras cosas, destaca que:

Es un hecho cierto que la noche del 12 de abril en el Titanic había langosta para la cena, como se sabe por un menú que alguien guardó como souvenir.
Una de las formas típicas de cocinar las langostas es «vivas», de modo que se transportan en tanques con agua para que estén frescas hasta que se echan a las ollas.

Así que bien podría haber sucedido que cuando el Titanic comenzó a hundirse la cocina se llenara de agua, donde quedaran todavía algunas langostas (recordemos que el hundimiento fue el 14 de abril, no el 12 que es la fecha del menú) y de algún modo fueran liberadas. Ahora bien, parece poco probable que hubieran podido sobrevivir, entre otras cosas porque:

Las langostas normalmente están en su pecera con gomas en las pinzas, que no podrían quitarse fácilmente.
El tanque de agua probablemente estaría cerrado.
Aunque hubieran podido salir, el hundimiento fue bastante movidito (¡crunch!)
Cuando el Titanic tocara fondo tendrían que haber escapado de la zona de la cocina para salir al exterior.
El Titanic se hundió hasta los 3.800 metros de profundidad; las langostas viven en aguas alrededor de los 500 metros de profundidad o menos; así que seguramente morirían aplastadas por la presión.

El vídeo cuenta muchas más cosas al respecto, algunas bastante divertidas, así que bien merece la pena echarle un vistazo, no es muy largo. Lo gracioso es que todavía hoy en día haya gente preocupada por lo que les sucediera estas langostas cuyo hipotética y azarosa liberación se utiliza como ejemplo de las «escapatorias milagrosas» ante las circunstancias más adversas.

Relacionado:

La historia de Titanic en forma de documental
La construcción del Titanic de Lego 10294
Una espectacular reproducción 3-D del Titanic en forma de videojuego
Titanic: dos aniversarios, detalles, mitos y curiosidades de película
RMS Titanic: el prodigio de la ingeniería que desafió a la naturaleza
RMS Titanic: la radiotelegrafía de Marconi como la Internet de la época
RMS Titanic,: más información y recursos
Nuevos datos sobre la fascinante y colosal ingeniería del Titanic
El Titanic frente a su equivalente actual, el MS Allure of the Seas
Fotos coloreadas del Titanic
Animación del hundimiento del Titanic en tiempo real
El hundimiento del Titanic recreado en Lego

# Enlace Permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.