La paradoja del Cerebro de Boltzman: aunque altamente improbable, podrías ser un cerebro recién formado lleno de recuerdos artificiales

¿Cómo sabes que eres una persona que ha vivido su vida, y no un cerebro recién formado, lleno de recuerdos artificiales, que sufre una alucinación momentánea de una realidad que no existe?

Este curioso vídeo de Fabio Pacucci para TED Education habla de la paradoja del Cerebro de Boltzmann, una idea planteada por el físico Ludwig Boltzmann que va un poco más allá de la pura filosofía del ser y la consciencia para adentrarse como quien no quiere la cosa en cuestiones cosmológicas sobre el universo y las leyes de la física.

Es sabido que Boltzmann fue quien trabajó las matemáticas probabilísticas de la entropía. Explicada parcamente, porque es un concepto muy complejo, la entropía es el grado de desorden que se observa en un sistema, que según la segunda ley de la termodinámica debería aumentar siempre, como en un líquido hirviendo, la explosión de una supernova o la ropa y los chismes de tu habitación. Considerando un universo eterno como ese sistema, sucede que las fluctuaciones aleatorias de las partículas subatómicas podrían generar un cerebro con recuerdos falsos y consciencia. De ahí la inquietante pregunta del planteamiento: ¿Eres entonces tú una «persona normal y corriente» que ha nacido y vivido en un planeta en cierto sistema solar o quizá sólo eres sólo un cerebro con recuerdos falsos y momentáneos que se imagina algo que ni siquiera existe?

La relación entre la consciencia y el individualismo de un cerebro y la física cosmológica un universo eterno e infinito es parte de la gracia de esta paradoja. La lección TED lo explica muy bien, incluyendo algunos cálculos de los científicos, como la probabilidad de una entre 105050 de que realmente surja un Cerebro de Boltzmann al azar en algún lado; algo tan infinitesimal que es casi absurdo. Sin embargo, a escala cósmológica, si el universo no tiene fin o es infinito, suceden cosas raras. Hay momentos en los que es más probable que una entidad pensante, o muchas, sean Cerebros de Boltzmann y no cerebros de «personas reales».

Suena muy absurdo porque «pienso luego existo» y todo eso; pero ese recuerdo de «pensar» también podría ser falso. Dicen que con el paso de los años y las teorías comunmente aceptadas por la ciencia sobre la existencia de un principio (Big Bang) y un final (un Big Crunch, o una Gran Congelación) la paradoja del Cerebro de Boltzmann pierde fuerza, pero de vez en cuando surge algo, como los multiversos, o el universo que bota y rebota que la vuelven a poner en el disparadero.

La verdad es que entre ser un cerebro surgido del azar con recuerdos falsos o vivir en una simulación no sé yo que es preferible. Al final, no va a quedar nada «auténtico».

Bonus: para el humorístico meta-detalle en el que se explica cómo el cerebro con falsos recuerdos podría estar pensando en que está viendo un vídeo sobre la paradoja del Cerebro de Boltzman… justo antes de desvanecerse. A lo mejor en realidad está leyendo una nota de un blog acerca de un vídeo curiosísimo en el que habla precisamente de eso 🙂

Relacionado:

El sentido de la vida y su relación con la entropía
El universo que rebota y es discreto en vez de continuo
La hipótesis del «universo como simulación» es pseudociencia
¿Vivimos en una realidad virtual? Una puesta al día
Unos investigadores reaniman y mantienen vivos cerebros de cerdo durante 36 horas separados del cuerpo
El meme de Teseo: una paradoja de la época de los filósofos griegos adaptada a los tiempos modernos de los captchas
El problema con los transportadores de Star Trek, la paradoja del barco de Teseo y la consciencia
¿Cuán viejo es el cuerpo de una persona?

# Enlace Permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.