Hogs in the Sand, las memorias de un piloto de A-10 Warthog en la Guerra del Golfo

Hogs in the Sand: A Gulf War A-10 Pilot’s Combat Journal . Por Buck Wyndham. Koehler Books (24 de agosto de 2020). 442 páginas. Inglés.

En un día de playa con su familia cuando el autor tenía 11 años vio pasar dos aviones volando bajo que lo dejaron fascinado. Y decidió que en el futuro pilotaría ese avión. Como por aquel entonces Internet aún no estaba en todas partes –no estaba en casi ninguna, de hecho– necesitó unos meses hasta que consiguió identificarlos en un ejemplar de Aviation Week en la biblioteca de su colegio. Los aviones que había visto eran un par de Fairchild-Republic A-10 Thunderbolt II, más conocidos por su apodo Warthog.

Y por una combinación de empeño y buena suerte y quizás alguna otra cosa más, en el verano de 1990, a los 25 años, era piloto de A-10 en el 511th TFS (Tactical Fighter Squadron), destinado en aquel entonces en RAF Alconbury, en el Reino Unido.

Ese fue precisamente el verano en el que Sadam Huseín decidió invadir Kuwait. Y en diciembre el escuadrón de Wyndham fue uno de los enviados a Arabia Saudí como parte de las fuerzas armadas de la coalición que, bajo el mandato de las Naciones Unidas, se preparaban para liberar Kuwait.

Así que el 17 de enero de 1991 Buck Wyndham se convirtió en uno de los primeros pilotos en volar una misión de combate en el A-10 en la Guerra del Golfo, que entre otras cosas sería la guerra en la que se estrenara este espectacularmente feo pero a la vez atractivo avión.

El libro recoge sus memorias desde aquel verano de 1990 hasta que en el verano de 1991 el escuadrón vuelve a Inglaterra, con las fuerzas de Sadam Huseín de vuelta en Iraq tras una derrota rápida y contundente.

Al principio habla mucho de cómo es el A-10 y cómo es volarlo y de las curiosas decisiones del mando que llevaron, por ejemplo, a que durante todo el conflicto volaran sobre el desierto con aviones camuflados de verde para el teatro europeo. Y también habla mucho de Sarah Price, una oficial del departamento de mantenimiento de la que se enamora perdidamente. Pero según va ganando experiencia en las misiones de combate habla cada vez más de lo que supone pilotar un avión de combate y utilizar munición real. No profundiza mucho en eso, pero es algo que hace más interesante el libro, en especial cuando compara su opinión al respecto con la de algunos compañeros.

Y además el A-10 es coprotagonista. ¿Qué más quieres?

# Enlace Permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.