A contracorriente, de Simon Biggsse: una curiosa historia de amor en un futuro steampunk

Este precioso cortometraje animado de Simon Biggsse se titula Widdershins (2018). Es una palabreja que es la versión escocesa de Withershins, que viene a ser nuestro equivalente a A contracorriente o «en dirección opuesta a lo que normalmente se espera». Y eso es lo que le ocurre a los protagonistas: que las circunstancias les obligan a ir contracorriente rompiendo su monótona rutina diaria.

La técnica de la animación me ha parecido espectacular, un detalladísimo trabajo en blanco y negro, 3D, multiplanos y cuidadas texturas que sorprende y resulta total y absolutamente precioso. Probablemente ayude mucho el hecho de que la historia transcurra en una especie de futuro steampunk, esa versión de la tecnología moderna o futurista con aspecto antiguo de mecanismos de palancas, cobre y rasgos embellecedores innecesariamente antiguos.

Se pueden buscar muchos detalles de la ciencia ficción de nuestra época en la película: desde los toques de los vehículos aéreos de El quinto elemento o Star Wars: el ataque de los clones al robot con aspecto de HAL 9000 con su ojo expresivo y a veces amenazador. Homenajes sin duda al género en el que sólo son posibles películas como estas, surgidas de una imaginación brillante.

(Vía The Awesomer.)

Relacionado:

La Tierra Iluminada
Prismatica
Break the Man, de Tears for Fears
Lighting the sails
Cerulean
Countdown, una animación musical astronáutica
Midnight City, un poco de música relajante
Wonderful World y la evolución de los números primos
Ondas, cuerdas girando
Zero, para matemáticos
Prismatica, cristales y una pantalla LCD
Slow Snow, a relajarse en la nieve
Distorsión temporal, el cielo con banda sonora
¿Llevas suelto?, una historia con toques entrañables-navideños
Génesis, un futuro no tan lejano
La dirección es aproximada, altamente entrañable
Burning Man, Rites of passage (Day)
The King of Legoland
Música pintada, tan laborioso como bonito montaje
Supakitch & Koralie, relajante
Splitscreen, una historia de amor grabada con un móvil
Alone in Tokyo, de es de Philip Bloom
Estaciones, de Erica Haowei Hu
Extremities, de Eli Stonberg
Where Is My Mind, de Petebox
The National Mall, de Bluebrain
Inspired by Iceland y this Must be the Place

# Enlace Permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.